sábado, 16 de octubre de 2010

¿Qué ponen en la tele?

Los tiempos cambian y la tecnología avanza a ritmos insospechados y con ello las costumbres. El ritmo de vida se acelera y el día cada vez se hace mas corto. Los hijos crecen y los padres con ellos. La televisión es una gran ayuda para criar a los hijos ya que es un buen método para tenerlos entretenidos y a la misma vez, en un gran número de casos, educar. Pero no es fácil distinguir qué es bueno para un hijo y que, por el contrario, va en detrimento de un buen crecimiento de la infancia.

Con este blog pretendo poner sobre la mesa la realidad de la televisión y el cine dirigido a los menores. Existen muchos grupos de espectadores principalmente divididos según la edad y esa barrera diferenciadora es muy importante tenerla en cuenta ya que puede significar un gran cambio en el desarrollo de los niños.

Los dibujos animados reciben la principal audiencia por parte de este público tan inocente y a la vez exigente. Las cadenas se multiplican e incluso se especializan, los estrenos cinematográficos van a más, principalmente cuando llegan las fiestas de Navidad o las vacaciones de verano y con cada vez más extras. El cine en tres dimensiones, el conocido 3D, parece que ya es algo que se ha instaurado en todos los cines y los niños ya no disfrutan igual sin esas gafas algo psicodélicas que sumergen al espectador en una película llena de sorpresas y técnicas que interactúan con los más pequeños. Pero la magia no está dirigida exclusivamente a los más pequeños, desde hace un tiempo este género históricamente enfocado para el disfrute de los menores hacen cada vez más las delicias de los más mayores.


Antes encontrábamos un género que en apariencia podría estar dirigido a los niños pero que su contenido estaba pensado exclusivamente para los adultos como es el Anime o ciertos cómics. Pero cada vez más encontramos a jóvenes y algo más crecidos disfrutando del humor y las aventuras en películas que también son valoradas y aptas para los menores. Este hecho ha llegado a un extremo en el que podemos encontrar series televisivas dirigidas, en principio, exclusivamente para los adultos como pueden ser la ya veterana serie de South Park o Padre de familia. Presentan un humor y un vocabulario difícilmente aptos para niños. Pero esta diferencia, en muchas ocasiones, la infancia (y sus padres) no llegan a distinguirla pudiendo afectar negativamente en su educación.

¡Mamá pon los dibujitos! analizará todos los tipos de dibujos animados: los favoritos de los niños, los indicados para adultos, los realmente educativos, los que arrasan dentro y fuera de la televisión gracias a todo tipo de productos que les rodean y estudiará los fenómenos en los que, principalmente, la modernidad ha hecho mella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario