lunes, 13 de diciembre de 2010

Bob Esponja

El éxito de Bob ha sido increíble. En muy poco tiempo ha pasado a ser la imagen de millones de productos, los más insólitos, tanto para niños como para adultos. Aquí quizás este el problema de esta serie que ha encandilado igualmente a los más pequeños de la casa. Más que inapropiado, que en ocasiones trata temas o se usan algunas expresiones nada recomendables, es que el humor que se utiliza no lo comprenden los niños, a pesar de ser unos dibujos. Es una serie bastante paranoica, empezando por los personajes: una esponja que tiene por mascota un caracol, una estrella de mar, un cangrejo, un pulpo y una ardilla que vive en una burbuja de aire. El fondo de bikini conviven una serie de animales y su paz siempre se ve interrumpida por los juegos de Bob y Patricio, principalmente la tranquilidad de Calamardo, vecino y compañero de trabajo de Bob.

Esta serie es estadounidense, empezó a emitirse en el canal infantil Nickoleoden y en 2007 Time la designó como uno de los más grandes programas de televisión de la historia.
Es precisamente el amplio espectro de edades de público lo que ha creado tanto furor en torno a esta serie de bajo presupuesto. El uso y abuso de lo absurdo, las situaciones esperpénticas, la exageración y la inmensa imaginación del protagonista hacen de esta serie una excusa perfecta para descansar frente a la televisión. En cuanto a si es indicado o no para los niños... depende. En general lo que les gusta a los niños de la esponja es, a parte de la moda que ha generado, los comportamientos tontos y exagerados de los protagonistas. Pero no pueden ir más allá, no pueden etender el subrealismo con el que se vive en Fondo de Bikini. Así que no sé si es recomendable o no, depende de la edad y de los propios padres, no creo que sea perjudicial, pero sí que es verdad que a veces realizan bromas y se dan situaciones verdaderamente para adultos.
Aunque es Bob el protagonista y en torno a él giran casi todas las tramas el resto de la pandilla también es genuina. Señalar que, por supuesto, existen varias películas con Bob Esponja como "actor" principal y que la mercadotecnia que rodea a estos dibujos animados es extensísima y muy variado. Desde las típicas camisetas, peluches o zapatillas hasta macarrones con queso, ropa interior, disfraces o mandos para la vídeoconsola con su imagen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario