martes, 7 de diciembre de 2010

Recuerdos de actualidad en la red

En la última entrada hablamos de unos dibujitos que llevan casi dos décadas emitiéndose, con sus interrupciones claro. En esa ocasión solo hacía falta encender la tele, pero tras la pantalla del ordenador hay una base casi infinita de muy buenos recuerdos que no pasan de moda. Y es que son muchos los niños que difrutan viendo, gracias a Internet, miles de episodios de series anteriores a los noventa. Aquellas que veían algunos de los padres de ahora, niños entonces. En páginas como youtube o seriesyonkis podemos encontrar muchas de estas series. Por ejemplo:
David el gnomo

¡Ten cuidado no me pises si estás cogiendo setas no sea que cometas una barbaridad!

Esta serie de televisión española fue emitida por primera vez en 1985. Presenta a una entrañable comunidad de gnomos, unos seres pequeños y bonachones que viven en el bosque. Allí corren numerosas aventuras todas ellas relacionadas con valores como la amistad, la familia y el respeto por la naturaleza. David es el mas anciano del lugar, cuenta con casi 400 años. Es médico de profesión y se ayuda sobre todo de las hierbas y plantas que rodean su casa para curar a todo aquel que lo necesite. Siempre le acompañan su fiel amigo Swift, un zorro que le transporta allá donde él lo desea y Lisa, su compañera inseparable. Pero no todo es paz y armonía: los trolls aparecen siempre para romper esa traquilidad y molestar a los gnomos.

El inspector Gadget


En España se emitieron entre 1984 y 1987 la primera y segunda temporada que narraban las aventuras de este intrépido investigador. El protagonista es un ser bastante peculiar que, a pesar de contar con numerosos y sorprendentes artilugios tecnológicos, siempre se mete en problemas en su lucha por combatir el mal. El inspector siempre está acompañado por su sobrina Sophie y  Sultán, el perro. Gracias al gadgetoteléfono el comisario Gontier le encomienda las misiones y todos juntos parten en el gadgetomóvil en busca de aventuras. Sorprendentemente detrás de cada malvado plan está el irreconocible Doctor Claw. Esta memorable serie presenta momentos muy divertidos gracias a los disfraces de Sultán y sobre todo gracias a los artilugios del Inspector Gadget, que no siempre utiliza como es debido. Casi siempre, con la ayuda de todos, logran resolver el caso y encerrar al malo en la cárcel.

En las próximas entradas  habrá más sobre series antiguas, se admiten sugerencias.

1 comentario:

  1. ¡Qué recuerdos!!! Esta tarde se los pondré a mi hijo, le van a encantar!!!

    ResponderEliminar